El concejal de Juventud, Francisco Miranda, ha realizado hoy un balance de la actividad de la Concejalía a lo largo de 2020, un año marcado por la pandemia del coronavirus en el que hubo que suspender actividades debido a esta crisis sanitaria, si bien pese a ello se han organizado más de una treintena de actividades de todo tipo dirigidas al colectivo juvenil y, además, más de 2.400 personas han hecho uso de las instalaciones de la Casa de la Juventud, bien la sala de estudio bien alguna de las salas de talleres.

Por todo ello, Miranda ha puesto en valor el trabajo realizado desde la Concejalía y reconocido la labor del equipo de profesionales que trabaja en estas dependencias cuyo objetivo no es otro que servir a la comunidad juvenil marteña.

A tal efecto, “Con Otro Plan” se presenta como el “leit motiv” para la puesta en marcha de la programación mensual y anual del área de Juventud del Ayuntamiento de Martos para el año 2020. Bajo este título se presentan las programaciones mensuales del Área de Juventud del Ayuntamiento de Martos con la intención de ofrecer alternativas en distintos ámbitos a la población joven de nuestra localidad.

A lo largo de 2020 más de una treintena de actividades se han organizado dentro de este programa tales como torneos de ‘smash’, cine, talleres, conferencias, excursiones, gymkanas etc. Actividades de todo tipo dirigidas a la población juvenil marteña, desde ocio a formativas o deportivas que en verano se agruparon bajo la iniciativa ‘Un verano diferente’.

De hecho, la programación de la Casa de la Juventud se basa en las sugerencias de usuarios y usuarias  junto a la de los centros educativos de la localidad. Las actividades de Juventud están enfocadas de una forma transversal en la igualdad de género como forma de prevención de situaciones de discriminación. De igual, dichas actividades están orientadas a la inclusión de personas con cualquier tipo de capacidad, orientación sexual y diversidad, convirtiendo la Casa de la Juventud en un lugar libre y tolerante.

Con una ilusionante programación y expectativas, comenzó el año 2020 si bien dicha programación se vio significativamente alterada por los condicionantes surgidos a través de la pandemia COVID-19 que ha alterado nuestras vidas. “No obstante, y siempre que las circunstancias nos lo han permitido, hemos intentado ofrecer una programación mensual variada y atractiva así como un servicio del área y sus recursos lo más normalizado posible”.

El Ayuntamiento puso en marcha el plan Martos Impulsa, siendo uno de sus pilares el programa  ‘Verano en la Villa’ integrado por un paquete de variadas actividades de dinamización local cuyo hilo conductor es el fomento, refuerzo e impulso socio-económico, con especial atención al tejido artístico, hostelero, comercial y turístico de la ciudad y en el que Juventud participó con la organización de actividades como conciertos al aire libre, cine o, junto con Vértigo, el concierto ‘Espejos negros’.

SERVICIOS Y ACTIVIDADES PERMANENTES

Además de la programación mensual, desde Juventud se ofrecen una serie de servicios constantes tales como la tramitación del Carnet joven, de hecho este año se ha hecho una campaña especial de captación con el resultado de que 16 comercios de la localidad se han adherido.

A todo ello se suma la reserva de espacios, la Sala de Ordenadores; la Sala de estudio; puntos de información juvenil en los I.E.S Martos; atención programa Garantía Juvenil; horarios especiales en sala de estudio por exámenes; captación y formación del grupo de corresponsales juveniles; cursos de formación; campañas del IAJ; acceso a ordenadores, internet y videojuegos; apoyo a la creación de nuevas asociaciones juveniles; apoyo en la búsqueda de empleo; orientación e información sexual; punto de información LGTB o buzón de sugerencias.

En total, esas 2.424 personas han hecho uso de los espacios de la Casa de la Juventud con una media de 260 personas al mes de junio a diciembre en la sala de estudio.

Juventud ha realizado igualmente una encuesta tras la fase de confinamiento a causa del coronavirus. La finalidad de esta encuesta fue tener una toma de contacto con la población joven y conocer cómo se encontraban desde el punto de vista emocional. Al mismo tiempo esta encuesta sirvió también detectar cuáles eran sus principales necesidades en ese momento tan especial.