El Ayuntamiento de Martos ha realizado una intervención en el Mercado Municipal de Santa Marta con el fin de adaptar sus instalaciones para proteger la salud tanto de las personas que trabajan allí como de quienes compran en sus puestos ante la crisis sanitaria del COVID-19.

A tal efecto, desde el área de Prevención de Riesgos Laborales del Consistorio marteño se ha procedido a colocar cartelería con infografía relativa a las medidas básicas de prevención frente al COVID-19 en la entrada y en la zona central del mercado, tal y como ha detallado la concejal de Comercio, María Luisa Pérez.

De igual modo, Pérez ha puntualizado que se ha instalado un dispensador de gel hidroalcohólico y colocado papeleras con bolsas de basura para facilitar la retirada de los residuos en todos los puestos.

Se ha procedido a poner señalización específica mediante adhesivos antideslizantes para que cada persona pueda esperar su respectivo turno donde le corresponda y marcado la distancia de seguridad en todos los puestos del mercado.

Además, cada día se limpian las instalaciones con desinfectantes autorizados o solución de agua-lejía y se ha recomendado la ventilación de las instalaciones antes de su apertura y tras su cierre.

A todo ello se suma que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, el organismo autónomo del Gobierno de España adscrito al Ministerio de Consumo cuyo fin es garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria y promover la salud de la ciudadanía mediante una nutrición saludable, ha realizado una visita al Mercado Municipal de Santa Marta en la que ha constatado la ausencia de deficiencias.