La pandemia de la covid-19 ha dejado unas vacaciones de verano atípicas para todo el mundo. Aunque el levantamiento del Estado de Alarma en España concluyó el pasado 21 de junio, muchas son las personas que este año vivirán unas vacaciones inusuales a las de años pasados. La “nueva normalidad” no está exenta de una serie de normas que tenemos que cumplir, a ello, hay que añadirle el miedo al contagio, por lo cual, existen muchas dudas a la hora de elegir cómo pasar esas ansiadas vacaciones que todos buscamos para desconectar de la rutina diaria, una rutina que también se ha visto afectada por la pandemia en los últimos meses.

Inmersos en pleno verano, ya sabemos que nuestras vacaciones no serán como en años anteriores. Pero todos tenemos derecho a disfrutar de unos días de descanso con los nuestros. Si por algo destaca el turismo de nuestro país es por sus costas y sus playas, las cuales atraen millones de españoles y extranjeros durante la época estival que este año se ha visto mermado por la situación vivida a causa de la covid-19. Y aunque se puede disfrutar del sol, la arena y el mar, las playas se han visto también afectadas por nuevas normas de seguridad, como es el caso de estar divididas en parcelas para garantizar la distancia de seguridad, el uso obligatorio de mascarillas o muchas de ellas con aforo limitado. Lo mismo sucede con las piscinas públicas, de hoteles o de apartamentos, las cuales cuentan con diferentes medidas de seguridad, higiene y aforo limitado. Igualmente con los diferentes medios de transporte públicos, que deben cumplir una serie de medidas, o los alojamientos y negocios hosteleros que han tenido que adaptarse también a la situación. Y así, con prácticamente todo lo que está vinculado a la hora de realizar un viaje para disfrutar de esas ansiadas vacaciones de verano.

Por contrapartida, este año ha crecido la demanda con otras alternativas menos comunes en estas fechas, como realizar un viaje en autocaravana, el turismo rural o las típicas vacaciones en el pueblo. Lo cierto es que los nuevos rebrotes generan cierta incertidumbre a la hora de viajar, pero la clave para gozar de unas “buenas” vacaciones este año está en cumplir con la nueva normativa, extremar la higiene y mantener la distancia de seguridad.

Preguntando a algunos ciudadanos de a pie sobre si sus vacaciones serán diferentes a las de otros años, la respuesta en la mayoría de los casos es tajante, “obvio”, una palabra que muchos la recordarán y asociarán con el actor Zorion Eguileor en su interpretación en la película El Hoyo. “Las vacaciones serán totalmente diferentes, solemos hacer un viaje al extranjero, pero este año hemos decidido pasarlas en un apartamento familiar” expresa una entrevistada, pidiendo, como profesional sanitaria, “que la gente sea consciente de la situación, se proteja y guarde las distancias de seguridad”. Otra ciudadana, empresaria hostelera, señala que “este año no puedo permitirme vacaciones al haber tenido mi negocio cerrado más de dos meses, como mucho alguna pequeña escapada de dos o tres días”, y añade, “lo principal este año es mirar por la salud de todos”. También vinculada al sector hostelero, una joven nos dice que no tendrá vacaciones, “estuve en un Erte y no me lo puedo permitir”. Por el contrario, una joven peluquera indica que “si no aumentan los rebrotes y continúa la nueva normalidad, para septiembre me gustaría hacer un viaje con mi pareja al norte de España”. Asimismo, muchos otros entrevistados afirman que, sus días de vacaciones los pasarán en sus propias casas o “escapándose al pueblo” para estar con la familia, descartando la playa este año. Como mencionábamos anteriormente, es obvio que las vacaciones este año serán diferentes, pero eso no significa que no se pueda disfrutar de unas buenas y merecidas vacaciones.

Agencias de viaje.- Los agentes de viaje son claros a la hora de comparar las vacaciones de este año respecto al año pasado: “No tiene nada que ver, el panorama es completamente distinto”, y agregan: “El verano del año pasado, por finales de junio, ya estaba prácticamente todo reservado; sin embargo, este año las reservas se hacen de hoy para mañana con muy poca anticipación conforme está la situación”.

Cristina, directora de una agencia de viajes, señala que la mayoría de reservas que se realizan son para turismo nacional, sobre todo la costa de Levante, Baleares, Canarias o algo del sur como Cádiz o Huelva, a ser posible con playas amplias o tranquilas donde no haya mucha aglomeración de gente. También algo de turismo rural en la zona norte de España. “Existe miedo a la hora de contratar un viaje, buscando sobre todo la seguridad de poder cancelarlo a última hora por si el destino al que van tiene algún rebrote y puedan quedarse aislados allí”. En este sentido, las agencias de viaje están cubiertas con un seguro anticovid que permite cancelar el viaje por causas en las que se pueda decretar una cuarentena en ese lugar, una garantía para todos aquellos que quieran contratar su viaje.

Asimismo, según señala Cristina, se están dando muchos casos en los que la gente intenta hacer sus reservas online en diferentes plataformas de internet y la hora de contactar con el hotel resulta que está cerrado, por el contrario, “nosotros tenemos la garantía de que lo que ofrecemos está abierto y cuenta con todas las medidas de seguridad”.

En cuanto a destinos extranjeros, las reservas son prácticamente nulas, en todo caso, “los que buscan algún destino fuera de España lo hacen de cara al próximo año”.

Otro de los asuntos a debatir este año es si se prefiere hotel, apartamento o incluso alquilar una casa, “ha habido un boom en cuanto a petición de alquiler de casas y de casas privadas con piscina, pero es un bien escaso y caro, más aún este año donde al incrementarse la demanda se han incrementado los precios”, indica. A su parecer, lo más cómodo es buscar un buen hotel que cuente con unas buenas medidas de seguridad, de higiene y de limpieza, es más, la mayoría de hoteles que cuentan con buffet están ofreciendo servicio en mesa para que las personas no toquen la comida con las manos, pero para eso, “es importante que las personas se asesoren en una buena agencia de viaje para que les digan qué hoteles están dando ese servicio”.

En cuanto a precios, hay que destacar que no han cambiado mucho respecto al año pasado, lógico también, si observamos que, aun con la reducción de aforo y de personal, el coste de mantenimiento a la hora de poner en funcionamiento un hotel es prácticamente el mismo, por tanto, se ha mantenido la línea respecto al año pasado, “no se pueden incrementar mucho los precios porque no habría demanda ni tampoco se pueden reducir porque no se cubrirían costes”.

Pero ante una situación negativa como la que vivimos hay que intentar sacar unas vacaciones positivas, “el viajar, el cambiar de ambiente y de lugar siempre es positivo y necesario”, destaca la responsable de la agencia, a la vez que hace un llamamiento a todas aquellas personas indecisas para que “cumpliendo con las normas que a día de hoy tenemos y cambiando los hábitos a los que estamos acostumbrados, podemos disfrutar de un buen destino y un buen alojamiento con todas las garantías”.

Otro de los agentes de viaje entrevistado, Antonio, director comercial, opina de manera similar. “La gente tiene cierto miedo a posibles rebrotes, lo que hace que se lo piensen mucho a la hora de escoger algún destino para irse de vacaciones ya que no quieren correr ningún tipo de riesgo”. Asimismo, en cuanto al tipo de destinos, “buscan algo a nivel nacional, ya sea costa española, con hoteles tranquilos y playas sin mucha aglomeración de gente o que sean muy amplias, o turismo rural y de interior con destinos como La Rioja o Extremadura para estar “aislados” de la muchedumbre. En cuanto a los destinos extranjeros, exceptuando algún destino a nivel europeo, “han caído prácticamente en su totalidad, además de existir en muchos países problemas a la hora de viajar”.

En cuanto a precios, “es razonable que se mantengan precios respecto al año pasado, ya que hay muchos hoteles que no han abierto, y los que abren tienen limitadas las plazas pero los gastos generales de mantenimiento de la infraestructura son prácticamente los mismos”.

Pero aun con la situación compleja que vivimos, disfrutar de unas buenas vacaciones es posible, “simplemente tenemos que cambiar los hábitos a los que estábamos acostumbrados y tomar las precauciones necesarias. España es muy grande y existen muchos destinos donde se pueden disfrutar de unas vacaciones tranquilas y seguras, ya sea en la playa o en la montaña, para darle a nuestra cabeza ese descanso que necesita”, concluye.

Viajar en autocaravana, una opción segura para las vacaciones.- Cada vez son más las personas que buscan la manera de pasar sus vacaciones de una manera original y atractiva. Viajar en autocaravana se ha convertido en una opción para disfrutar de unas vacaciones diferentes a lo que habitualmente solemos escoger. Desde hace varios años, el alquiler y la compra de autocaravanas está en auge, pero este año más que nunca, es una de las opciones que barajan muchas personas por primera vez tras la situación de pandemia que vivimos.

Agustín lleva algo menos de un año con este negocio de alquiler, aunque durante varios años ha sido usuario habitual de este tipo de turismo, lo que le hizo emprender y decidirse a abrir este negocio. Destaca que es un año atípico para el turismo en general, y más concretamente en lo que se refiere a su sector. En este caso, las reservas para disfrutar de unas vacaciones de verano en autocaravana suelen empezar durante los meses de abril y mayo, algo que no ha sucedido este año, pues “las reservas del mes de julio, que suelen realizarse un par de meses antes, se han realizado prácticamente a última hora”.

Por el contrario, la demanda de autocaravanas del mes de agosto “se ha ido cerrando mucho antes, y para septiembre algunos ya van reservando con antelación”.

La oferta para este tipo de turismo es limitada y la demanda ha crecido mucho en estos últimos años, explica Agustín, añadiendo que el 80% de las reservas que le han realizado este año ha sido de nuevos usuarios que nunca habían practicado este tipo de turismo.

En cuanto a los destinos, señala que cada uno suele tener sus destinos de preferencia, siendo algunos de los preferidos por los usuarios la zona norte de España, el Cabo de Gata o la vecina Portugal. “La ventaja que tiene este tipo de turismo es que deja mucha libertad a la hora de decidir y cada vez existen más áreas de estacionamiento de autocaravanas”, afirma Agustín.

Pero, ¿para qué tipo de personas está dirigido este tipo de turismo? La respuesta de Agustín es clara, “para todo tipo de público”. En cuanto al modelo de autocaravanas, existe una variedad a elegir. En el caso del negocio consultado, la flota cuenta con tres modelos que suelen ser los más usuales en este tipo de turismo: el modelo ‘Camper’, completamente equipada y orientada a parejas o grupo de amigos con un máximo de 4 personas; el modelo ‘Capuchina’ pensada para familias jóvenes con niños pequeños y de 5 plazas; y el modelo ‘Perfilada’ enfocada a personas de edad media-alta, siendo esta autocaravana muy demandada por gente mayor o jubilada, e igualmente, por personas a las que les gusta practicar deporte, ya que cuenta con espacio bastante amplio en la parte trasera en el que caben hasta 3 bicicletas.

Estos serían más o menos los perfiles básicos de usuarios que alquilan este tipo de autocaravanas, aunque cualquier tipo de público, ya sean amigos, familiares, jubilados, etc., pueden alquilar cualquiera de ellas para lo que necesiten.

Camping, cabaña o barco.- Ir de camping, a una cabaña o navegar en un barco son otras opciones para pasar las vacaciones. Cambiar un poco el chip y disfrutar de la naturaleza es otra de las opciones que se pueden plantear para este verano 2020. Ir de camping en familia o con amigos puede ser una buena opción para desconectar de la rutina y pasar tiempo al aire libre, donde además, podremos realizar diferentes actividades como senderismo, paseos en bicicleta, o incluso pescar o deportes acuáticos si existe un río o un lago cerca.

Asimismo, cada vez son más las empresas que se dedican a la construcción de cabañas totalmente equipadas en plena naturaleza, una opción muy recomendable para quien busca tranquilidad y disfrutar de un entorno natural. Y, por otro lado, también está la opción de alquilar un barco, una oferta turística que este año ha aumentado su demanda y que se aleja de la masificación de hoteles, playas o cruceros, para poder disfrutar de unas vacaciones tranquilas y sin aglomeraciones de gente.

En definitiva, pese a la situación compleja en la que vivimos, es posible disfrutar de unas buenas, seguras y positivas vacaciones. Hay mucho donde elegir, pero lo principal, vayamos donde vayamos, es cumplir con la nueva normativa, extremar la higiene y mantener la distancia de seguridad, esa es la clave para poder disfrutar este año de unos merecidos días de descanso.

 

El Turismo activo, una buena opción que va a más

El turismo en España lleva unos años viviendo una gran evolución como alternativa a las tradicionales vacaciones en la playa. Una de esas alternativas es el turismo activo, cuyo principal objetivo es realizar actividades en plena naturaleza con cierto nivel de esfuerzo físico. La ventaja de este tipo de turismo es la oportunidad de descubrir un lugar mediante la realización de alguna actividad, pasando de ser un simple espectador a formar parte del entorno mezclándose en él a través de diferentes actividades, ya sean de ocio, de aventura, de riesgo o deportivas. Varias de estas actividades que engloban el turismo activo pueden ser escalada, montañismo, ciclismo, kayak, buceo, senderismo, paintball, descenso de ríos, arborismo, etc. El turismo activo está estrechamente relacionado con el turismo rural, por lo que, durante varios años lleva consolidándose como una iniciativa más a la hora de pasar unas vacaciones diferentes con amigos o familiares a las que comúnmente estamos acostumbrados. En este año tan atípico que estamos viviendo, el turismo activo es una buena opción para los amantes de la naturaleza que buscan alejarse de las masificaciones de las costas, aunque lamentablemente este año las playas no serán lo mismo a lo que normalmente estamos acostumbrados. (Foto: www.jaenparaisointerior.es)

 

Texto: Ayer&hoy
Fotos: Ayer&hoy, Pixabay