La empresa cuenta con 35 años de experiencia en la comercialización de equipos de limpieza y, desde la irrupción de la pandemia, tiene un peso cada vez mayor en la venta y reparto de productos de desinfección. Su gerente es Juan Antonio Cuerva, un enamorado de las máquinas de todo tipo que se decantó por este sector de actividad tras el consejo de un tío suyo. Los tiempos han cambiado mucho desde 1995 y, a una velocidad pasmosa, durante los últimos meses. La necesidad de ser pioneros y de estar al día sobre las últimas novedades del mercado o cualquier modificación de la normativa vigente son aspectos fundamentales para no perder comba.

Entrevista con Juan Antonio Cuerva, gerente

Pregunta.- ¿Qué servicios ofrece Cuerva Insmac?
Respuesta.- Trabajamos con las principales marcas de todo tipo de maquinaria de limpieza de alta presión para uso industrial. Fregadoras, aspiradores industriales o limpiadores de tapicería. Y abastecemos de consumibles a empresas que se encargan del servicio de limpieza en hospitales o residencias de mayores. Estamos vendiendo, prácticamente, en toda España. Aquí, además, puedes encontrar desde un producto o bote desinfectante de tres o cuatro euros hasta maquinaria pesada.

P.- ¿Cuál es vuestra área comercial?
R.- Siempre hemos trabajado, sobre todo, en Jaén y algo en Córdoba o Granada. Ahora estamos repartiendo productos en toda Andalucía Oriental. Por ejemplo, tenemos un acuerdo con una importante empresa a nivel nacional y le hacemos el reparto de consumibles en hospitales. También trabajamos con responsables de residencias. Nuestras instalaciones siempre han estado en Jaén capital, pero en varias zonas distintas como el Polígono Llanos del Valle, la carretera de Córdoba o la calle Doce Apóstoles. Hace ahora nueve años pudimos invertir en una nave propia en el Parque Empresarial Nuevo y cumplir nuestro objetivo de crecer poco a poco y de atender mejor a la clientela.

P.- En su opinión, ¿qué os distingue de la competencia?
R.- Para nosotros lo más importante es ser pioneros en el sector de la limpieza y desinfección. Siempre hemos tratado de ser innovadores. Nosotros, por ejemplo, empezamos a trabajar con la marca Kärcher cuando nadie en Jaén la conocía. Fuimos los primeros. Para acertar hay que estar al día cuanto a celebraciones de ferias, novedades de los proveedores, colaboradores, amigos, revistas especializadas…

P.- ¿Ha habido un antes y un después con la irrupción de la pandemia?
R.- El dato más importante y significativo es que antes, a la hora de demandar algún producto desinfectante o producto químico, solo se miraba que fuera económico. Ahora, afortunadamente, se piden productos que tengan valores añadidos como tener la ficha técnica de seguridad en regla y al día. La verdad es que la gente está mostrando un interés como nunca antes con todo lo relacionado con la desinfección. Se ha informado mucho y ha tenido lugares en los que informarse sobre qué producto se puede utilizar, por ejemplo. Ha sido un cambio importante.

P.- ¿Beneficia al sector esta nueva mentalidad del consumidor final?
R.- La limpieza es importante. Antes se decía que era lo que nadie quería, pero, hoy día, la gente que se dedica a limpiar de manera profesional, sobre todo en Europa, tiene sus cursos y su carné de limpiador o limpiadora como cualquier otro profesional. ¿Cómo se limpia? ¿Cómo se desinfecta? Son aspectos muy importantes. Con la trazabilidad o las innovaciones en limpieza de suelos hemos dejado atrás la imagen típica de la señora de la limpieza con un cubo y el bote de lejía. Y también es muy importante, por supuesto, intentar que limpiar resulte lo más cómodo posible para las personas. Que les cueste menos trabajo limpiar un suelo de equis metros. Para conseguirlo, hay que intentar mecanizar todo el proceso.

P.- ¿Cuál es el producto estrella actualmente?
R.- Una nebulizadora en frío de la que tenemos la exclusiva y que cuesta 395 euros más IVA. Es un aparato que divide los productos líquidos en gotas muy pequeñas de diez a cincuenta micras, que es lo adecuado para la desinfección del ambiente en espacios donde se haya celebrado una reunión o está previsto que se celebre. Es ideal para ser utilizado en colegios, bares o discotecas.

P.- ¿Qué retos os marcáis a corto o medio plazo?
R.- Queremos potenciar nuestra línea de importación de maquinaria de limpieza junto con los nebulizadores y contamos con distribuidores en todo el país. Permite nebulizar a mano, está aprobado como desinfectante por el Ministerio de Sanidad y funciona muy bien. La gente lo está demandando en toda España. Aquí en Jaén ya lo está usando una de las gremiales del taxi. Sus asociados la usan para desinfectar los vehículos antes y después de algún servicio.

P.- ¿Se deja aconsejar el cliente o tiene claro qué producto quiere adquirir?
R.- Normalmente sí. Lo recomendable, antes de decidirse por una máquina o producto, es escuchar cuál sería la ideal en función, por ejemplo, del suelo o de la instalación a limpiar y desinfectar.

P.- Hay que cuidar al cliente, por supuesto, pero también el medio ambiente…
R.- El cuidado del medio ambiente es fundamental. Nosotros contamos con un responsable que es el que nos marca cómo debemos emplear los productos químicos. Y algunos de ellos, además, son ecológicos. Es muy importante recordar que nosotros no somos el consumidor final, por lo que lo único que podemos hacer es informarle sobre como puede aprovechar, por ejemplo, el envase o sobre temas de reciclaje en general. Por otra parte, intentamos que el producto sea siempre lo más concentrado posible para reducir el consumo de agua y que los envases sean de material totalmente reciclado, tanto plástico como cartón. La idea es que el transporte y el tema de los residuos vayan en la misma línea y que no se corte la cadena.

Texto y foto: Ayer&hoy