Desde el pasado 27 de noviembre la diócesis de Jaén ya tiene nuevo obispo. Se trata del murciano don Sebastián Chico Martínez, de 53 años que, tras dos años como obispo auxiliar de Cartagena, el Papa Francisco lo nombró obispo de Jaén el pasado 25 de octubre. Sustituye a don Amadeo Rodríguez Magro que, al cumplir la edad reglamentaria de 75 años, había solicitado la renuncia a su cargo.

El día anterior a su toma de posesión Monseñor Chico Martínez, entró en la provincia de Jaén por Noalejo donde visitó su parroquia, desplazándose después al Santuario de la Virgen de la Cabeza donde oró ante la patrona de la diócesis.

A la ceremonia que fue solemnísima asistió una amplia representación de prelados llegados de distintos puntos de España, entre ellos el que fuera obispo de Jaén, don Ramón del Hoyo López, así como un elevado número de sacerdotes de toda la provincia jiennense y de Murcia, así como miles de jiennenses y bastantes amigos del nuevo prelado jaenero, que llegaron desde tierras murcianas.  También acudió el Nuncio Apostólico, Monseñor Bernardito Auza quien felicitó a don Sebastián como nuevo pastor de la iglesia de Cristo en Jaén. Tras la lectura por parte del secretario-canciller, Antonio Javier Cañada de la Bula del nombramiento  firmada por el Papa Francisco, el Nuncio pidió al nuevo obispo que ocupara el lugar de la sagrada cátedra.

(En sus palabras, Monseñor Chico Martínez tras dar las gracias a todos los que le acompañaban,  dijo que  “me siento uno más de vosotros en este inicio de mi nueva etapa, la que asumo con mucha ilusión por trabajar rodeado de gente con fe, y deseo contar con vuestra ayuda para realizar la misión que el Señor me ha encomendado lleve a cabo en Jaén”).

Monseñor Chico Martínez se ha convertido en el obispo número 76 en el episcopologio de la diócesis de Jaén.

Texto: Manuel Contreras. Fotos: Obispado.